Nosotros definimos la productividad en el estudio como la cantidad de conocimiento adquirido en una sesión de estudio. En una jornada de 4 horas algunas personas adquieren más conocimientos que otras.

¿A qué se debe?
En parte a la adopción de buenos hábitos de estudio.

Para lograr maximizar cada sesión, es importante tomar una serie de medidas. A continuación te presentamos algunas de nuestras recomendaciones.

  1. Tener un lugar de estudio tranquilo donde te puedas concentrar, libre de ruidos hasta donde se pueda.
  2. Un lugar suficientemente confortable y espacioso, con buena iluminación y espacioso para escribir en un cuaderno o hacer ejercicios.
  3. Libérate de interrupciones que no te dejen concentrar, como WhatsApp, llamadas o cosas así. De comienzo a fin, en cada jornada el foco debe ser estudiar.
  4. Define tu propio horario de clase y cúmplelo rigurosamente. Quienes te rodean también te lo deben respetar.
  5. Toma notas en un cuaderno y trata de explicar los temas a otras personas.

Cualesquiera que sean los hábitos de estudio que funcionen para ti, es muy importante que adoptes unos que te hagan productivo desde el primer minuto hasta el último.

Mucho hay escrito en internet acerca de qué hace que un aprendiz se convierta en un gran estudiante. Una búsqueda rápida te arroja artículos interesantes como 10 Hábitos de Estudio usados por los Estudiantes más Exitosos o también Cómo mejorar tus técnicas de estudio.

Nosotros te recomendamos un documento, elaborado por la Fundación para el Pensamiento Crítico, criticalthinking.org Abajo lo encuentras para su descarga.

Es un documento largo y como el tiempo escasea, les recomiendo que vayan directo a la página 6 a ver las 18 Ideas para convertirse en un estudiante experto.

Feliz y productivo aprendizaje!